Vulnerable, paso a paso

hs

Being vulnerable is the only way to allow your heart to feel true pleasure -Bob Marley

INSTRUCCIONES PARA HACER LAS PACES CON SU VULNERABILIDAD

Cuando usted sienta que se ausenta de todo punto de equilibrio, se le tambalee la sonrisa, su cuerpo se esté volviendo más duro que una roca y  no sabe por cuánto tiempo más podrá mantenerlo así, sin desmoronarse, seguramente se está conteniendo para evitar encontrarse cara a cara con su vulnerabilidad. ¡Mantenga la calma y siga paso a paso los siguientes puntos!:

1. No le tema a sentirse expuesto, no rechace sus apegos, ni sus miedos, que de algo también le han servido. Usted siente. Usted no es de hierro. Usted no se puede privar de vivir como un humano.

2. Respire con tranquilidad y rásquese a sí mismo con consciencia, busque continuar hasta llegar a las entrañas. Sí, hasta las entrañas.

3. Ya que llegó a tal profundidad de su ser, extraiga cada pedacito de vulnerabilidad que encuentre aferrado a sus órganos y huesos. Los reconocerá porque dan piquetitos cuando han sido reprimidos por un tiempo.

4. Haga un montículo con lo rescatado. Tome su vulnerabilidad entre sus manos, mírela de frente y reconózcala. No la observe con desdén, mucho menos la tire por ahí. Láncele un piropo. Llévela por una copa.

5. Acérquela a su pecho para que cada rastro de ella se drene hasta su interior una vez más. Notará como adquiere Usted cualidad de esponja, esto es porque ya la ha aceptado.

6.Espere unos minutos a que la vulnerabilidad le inunde el corazón y éste empiece a bombearla a todo su sistema. No la detenga, no la bloquee, flúyala.

7.Siéntase con la libertad de llorar, reír, gritar, correr, aullar, volar, sufrir, bailar, vivir. ¡Es usted completamente vulnerable otra vez!. Es fuerte porque es capaz de ser y existir sin escudos.

8. Repita el procedimiento cada vez que se pelee con esa parte de su condición humana. Atesórela como la virtud que le permitirá experimentar a flor de piel cada momento. Exprese cualquier impulso y si lo ven como a un loco, no se ponga con sus moños y páseles este instructivo a aquellos que seguramente atraviesan por la misma situación. Y, si no lo aceptan, pues Usted ya es feliz y punto.

¿Qué tan seguido se desnuda el alma?

Alejandra Cárcamo

Imagen: Mihoko Ogaki

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s