De cuando se ataca el mito del amor verdadero

asi

Se escucha a la gente proclamar todo el tiempo que el amor verdadero se manifiesta cuando dos almas encuentran juntas su combustión, se toman y no se dejan ir jamás.

Pues, he de decirles que existen dos clases de personas en el mundo: las que creen en ello y las que no.

He decidido oponerme firmemente a la teoría que nos han vendido desde un principio, que se inculca sin reflexión. Es tan falaz que debería ser reglamentario añadir una leyenda de restricciones en letras pequeñas, como lo hace la publicidad que a diario desfila ante nuestros ojos.

-¿Entonces?¿Existe el amor?

-Claro que sí, todo el tiempo.

-¿Y  el amor verdadero es un mito?

-En absoluto, lo que es un mito es la idea universal bajo la cual quieren concebirlo.

Un amor verdadero no es siempre sinónimo de amor eterno, y no por ello pierde mérito. Éste no es consecuencia, no es un estado previo, es lo que es bajo su propia naturaleza.

A veces, un sentimiento es tan real que permite embriagarse de admiración, pasión por respirar junto al otro, sentido de evolución y todo lo humanamente posible para acompañarse en el vuelo, aunque esto también signifique, en una circunstancia máxima, dejarse ir. Sí, soltarse por definitivo, no por falta de amor, pero sí por la ausencia de equilibrio.

Cuando aceptamos el fin del ciclo, se captura la esencia de los mejores recuerdos, esa que permanece intacta, que no se daña por la fuerza, por la fatiga de prolongar lo imposible.

Un amor efímero puede ser tan real como la experiencia lo provoque, y es ahí donde aprenderemos a dejar de obsesionarnos con medir todo bajo las magnitudes del tiempo, para empezar a usar en su lugar otras más del corazón, como las veces de entrega total o cada una de las intenciones que acompañaron esa historia.

La belleza de la fugacidad interviene una vez más. No se trata de inestabilidad, sino de humilde reconocimiento.

El riesgo empapa la aventura y el sentimiento puede agonizar, pero por fortuna, encuentra otros espacios para florecer, porque tiene virtud de ave fénix.

Un amor verdadero no es el que dura toda la vida, sino el que en cualquier momento ofrece a la vida otro sentido.


Alejandra Cárcamo

Imagen: Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s