Jueves de colaboración en Mercadito presenta: Gracias, corazón.

*Marchanta: Zarzamora*



¿Qué pasa en el corazón de una persona que siempre tuvo a alguien a su lado?

Han pasado varios años desde la última vez que me enamoré, durante ese tiempo han desfilado quienes me han hecho creer y tener una ilusión en el amor; pero hasta el día de hoy no lo había vivido de otra forma…

 Una mañana desperté y miré el celular, un “buenos días” leí y sin pensarlo, aquel día me cambió por completo. Esa persona que tuvo intenciones de comunicarlo cada mañana, se convirtió en un ser especial para mi.

 Al principio, no podíamos ver nuestros rostros, sólo nos leíamos y era interesante conocer a la persona desde esa perspectiva.

Después mis oídos conocieron su voz y fue aún mejor, aquella  grave y seductora, que me hacía sentir bien; y días más tarde, mis ojos pudieron contemplar sus ojos, su boca, sus manos…

En poco tiempo tuvimos una conexión, de esas que no sabes explicar, las que se sienten en el momento perfecto. Podíamos tener largas conversaciones y continuarlas al día siguiente, o simplemente mantener una mirada en silencio, silencios hermosos en los que se expresa lo que se siente por el otro.

Una mañana, los “buenos días” no llegaron a mi celular…

Mi corazón le extraña, él se fue porque no tenía claro lo que quería, le costaba trabajo soltar el pasado y eso a mi me dolía…

Entendí que tenía que dejarle ir para calmar sus miedos y a la vez los míos, en el camino no podíamos seguir juntos porque ambos podíamos tropezar y tal vez no volveríamos a empezar.

¿Qué pasa en el corazón de una persona que siempre tuvo a alguien a su lado?

Se siente sola, triste, abandonada…Pero, ¿sabes?, con el tiempo se da cuenta que sucede todo lo contrario: aprende que nunca está sola, se tiene así misma, tiene a su familia, tiene a sus amigos y demás personas que le rodean.

Insisto, hace ya varios años que me enamoré, desfilaron ante mi personas que me hicieron tener una ilusión y me arriesgué a vivirla. No salí de pie, pero en todo este tiempo pude levantarme y tomar todo lo bueno que me hicieron sentir.

A la persona que me hizo sentir algo hermoso y diferente a los demás, le quiero tanto y espero un día llegue nuestro momento, y si no, tal vez éste ya sucedió, cuando nos perdimos en esos silencios donde se dijo más que con las conversaciones que continuaban hasta las 2 de la mañana…

Ahora digo gracias.

Gracias corazón, por permitirme dar amor y entender que, más que verlo como un simple sentimiento; es un acto de entrega.


Marchanta: Zarzamora.

Imagen: Pinterest

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s