Con la brújula en las entrañas

Hay tantos caminos y poco tiempo,

tantas preguntas y pocas respuestas.

 

No sé si ir hacia el norte,

donde habitan los recuerdos.

Tal vez me espere el sur,

con todo lo que nunca busqué.

Sólo sé que no debo dejar de caminar….



Dicen que soy desorientada.

La magia de las pequeñas cosas me atrapa y olvido todo lo demás; en el momento menos esperado ya estoy “perdida”… otra vez.

Me he perdido de día y de noche. Me he perdido lejos de casa y en mis propios pensamientos.

Seré honesta, nunca logro recordar direcciones, pero al salirme de ellas he aprendido a caminar sobre nuevas rutas.

Si los caminos cambian, yo con ellos. Porque hay quienes nacieron con la brújula en los ojos; pero la mía se incrustó en las entrañas.

La brújula que me habita se imanta sólo al instinto, al impulso que nace de la tierra bajo mis pies; se adhiere en su movimiento al latido de mi pecho.

La vida no me dio la atención más audaz, pero sí la virtud de siempre volverme a encontrar, después de cada caótica aventura.

Soy una viajera novata, dibujando sus propios mapas…

Ya no hay polos, se extinguen los puntos cardinales. Mi brújula interior apunta veloz hacia otra corazonada…


Alejandra Cárcamo   @ale_clz

Imagen: Tumblr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s