Una vida tejida

 

-¿Por qué siempre tejes, abuela?-le pregunté de pequeña.

-Para recordar, abrazo recuerdos, mi niña.- contestó, sin desviar la vista del  par de agujas gruesas, que bailaban con sus dedos.


Aprendí que la vida está hecha de hilos…

Los caminos, las personas, los paisajes.

Cada hilo encuentra a otro, y empieza a tejer algo nuevo.

Deshacer lo concebido es imposible,

cada punto y revés marca el ritmo del destino.


Toda partícula de nuestro ser está hecha de hilos…

Las células, la sangre, los huesos.

Nuestros tejidos resisten el movimiento del alma,

se enlazan como raíces en lo más profundo.


Son estos hilos inquietos los que buscan aventura,

los que podrán tensarse pero no romperse.

Los hilos conectan telaraña a telaraña

un laberinto de pensamientos infinitos.


Quiero ir por ahí con un suéter de historias

y una máquina de coser en el corazón.

Quiero enredarme en cada bufanda

y tejer el mundo entero contigo.


Alejandra Cárcamo  @ale_clz

Imagen: Pinterest

Anuncios

1 comentario

  1. Maricela lopez

    Hermoso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s