El alma tiene huesos

 

Debo corregirlo doctor, los pensamientos tienen huesos.

Si no, ¿por qué mis memorias son cada vez más porosas?

Entre ellas ha estado viajando el dolor de un recuerdo…


Doctor, sus libros de anatomía no sirven de nada…

Los corazones también tienen huesos.

El mío se dislocó una vez;  se me salió del pecho

y me viajó hasta la garganta en una ausencia.


No me conoce lo suficiente,

estoy hecha de más huesos de los que cree.

Ya se me fracturó hasta la sonrisa,

si quiere compruébelo con rayos X.


¿Sabe qué? Ya no se preocupe por mi.

No, no me recete nada. Cambié de opinión.

Dicen que los huesos sanan con el tiempo…


Mi alma vertebrada encontrará la manera

de abandonar cada uno de sus yesos.

Sólo contésteme una cosa,

¿Cree que un día pueda cargar su propio peso?


Alejandra Cárcamo

Imagen: Pinterest

Anuncios

1 comentario

  1. Maricela lopez

    Muy precioso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s