Hasta la locura

En este mundo hay parejas excepcionales. Después están Raúl y Felicia…

Impulsiva, perfeccionista, idealista y metódica.

Felicia es de las que no deja calcetín sin par.


Raúl es un soñador irremediable.

Tal como un niño, vive cada día

con el asombro inundando sus pupilas.


Juntos, las cosas funcionan; los engranes embonan.

La vida tiene sentido.


Felicia es obsesiva compulsiva.

Raúl lleva años viviendo con Alzheimer.

Se encontraron a tiempo,

con su vulnerabilidad a cuestas.


Felicia jamás se cansará de recordarle a su amado

 que debe separar la ropa de color antes de lavarla.

Ella repite entusiasmada las canciones de la radio

con la esperanza de que un día las pueda aprender.


Él responde su gesto. Cada mañana se sorprende

al encontrar una mujer tan hermosa en su cama.

A Raúl no le molesta el trastorno de Felicia

porque nunca ha logrado recordarlo. Ni lo hará.


Tan ellos, tan rotos, tan vivos.

Son chispas encendiendo magia,

en un mismo soplo del destino.


Alejandra Cárcamo  @ale_clz

Imagen: Pinterest 

Anuncios

3 comentarios

  1. Maricela López

    Precioso.

    Me gusta

  2. Lily Navarro

    Me gusta mucho tu pagina Ale!! ojala un día pueda ayudar en una colaboración 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Bienvenida siempre, Lily! Escribamos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s