Échale limón a la herida

Tenemos maestría./ En echarle limón a la herida.

Esas canciones que llevan su recuerdo./ Alucinaciones./ El relieve del techo asemeja las figuritas de sus calzones./ Padezco./ Enfermo de su ausencia.

Son tantos los momentos que arden en la piel.

El sonido de puerquito de su risa./ Cientos de huidas./ Cientos de encuentros./ Los aullidos de su mascota/ que no sabrá por qué dejaste de visitarla./ Todo te danza en el cerebro. / Maldito loop.

Lágrimas juegan a las carreritas en tu rostro./ A la par, estrujas una foto./ Te estrujas el corazón./ Se te estrujan las tripas por hambre./ Hambre de su piel.

Los recuerdos siguen en la licuadora./ No todo está perdido.

Un día cortarás el apego./ Pegarás el futuro./ Se te caerá el curita.

El dolor no siempre es recurso renovable.

¿A poco siempre pareció Gremlin?/ Cuestionarás./ Aceptarás./ Superarás.

Ya no más vueltas de espía por su calle./ Nada de mandar a preguntar./Se te evaporará el amor./ Así tiene que ser./ Así es mejor. /

Los limones te sirven./ Nuevamente para hacer limonada./

Adiós./Arrivederci./Au revoir./Ay nos vidrios.


Alejandra Cárcamo

Imagen: Henn Kim

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s