Son diecisiete maullando.

Hay 17 gatos en el departamento de Sara: Bombón, Tadeo, Zanahoria, Epigmenio, Turín, Anastasio, Sinfonía, Machete, Campanita, Horacio, Petra, Foco, Frodo, Wendy, Alfombra, Dientes y, recientemente, Bolita.

Uno por cada amor desvanecido.

Los diecisiete maúllan inquietos y con la panza boca arriba; arañan los sofás e invaden el balcón de la vecina. En sus ojos habitan viejos recuerdos con tintes de esperanza y las ocasiones en las que sus labios pronunciaron “esta vez sí.”

Sara los ama y ellos a ella. Sin embargo, por las noches le empapa la duda de si algún día habría alguien más en ese sofá, una voz familiar riendo entre los múltiples ronroneos…

La pregunta la columpiaba hasta hacerla dormir y al despertar el mundo seguía igual.

Mientras tanto, a veinte cuadras de ahí, Roberto desempacaba su mudanza para empezar una vida nueva. Él era apuesto y muy fácil de leer, solitario por convicción pero con algunos buenos amigos, llevaba siempre una guitarra a cuestas y los ojos bien abiertos. Dicen los que lo conocen que su risa era lo mejor que tenía.

Él era todo eso que se podría soñar…

Y estaba por curar su alergia a los gatos.


Alejandra Cárcamo  @ale_clz

Imagen: Pinterest

Anuncios

1 comentario

  1. Maricela López

    Me encantó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s