De qué escribir con la mente en blanco

Acepta las líneas como vengan.

Escribe de tu desayuno a medias. /De cómo morder una manzana/ De la existencia inoportuna de una verruga/ De tu sabor favorito de cereal/ De la desesperación de un personaje sin rostro./De un silencio doloroso/ De tu rostro al oler queso apestoso.

Escribe de escaleras que no van hacia ningún lado. / De la “esponjosidad” de un malvavisco. / De lo que hablaría el pavimento. / De cada tipo de hueso. / De Björk. / De baños públicos. / De deseos ocultos.

Deja de buscar;

la mente se llena, pero llegan las olas

y todo lo vuelven a lavar.


Alejandra Cárcamo   @ale_clz

Imagen: Merve Ozaslan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s