Tag Archives: cambio

Cinco palabras desde la isla desierta

Personas habitando islas; breves mensajes que navegan en botellas. Con suerte, las confesiones llegarán a la persona correcta: “No me esperes a cenar.” “Oye, manda un Uber Eats.” “Aquí estoy mejor, sin ti.” “Mi novio ahora es mono.” “¿Trump sigue siendo un idiota?” “Averigua la contraseña del WI-FI” “De mis ojos nacieron mares.” “Una serpiente…

Confesiones de una arrítimica diagnosticada

Cuando tenía diez años notaron que mi corazón no cantaba la canción de los demás. No se sabía la letra e improvisaba la melodía. Los doctores le llamaron “arritmia”. Uno, dos, tres… uno dos, silencio, silencio, tres, cuatro. Siendo pequeña me decían: “no deberías jugar fútbol, por tu corazón” “No deberías subirte a la montaña rusa, por…

Fuga de tiempo.

Té de hierbabuena y algunas flores rojas. En el aire una melodía que nutre mis oídos, mi respiración escapa de entre los dientes y… tal vez ya es de noche. Estoy en paz con mi delito. Me declaro culpable, la asesiné. Ya no podía más, mi interior me lo pidió activamente… Asfixié a mi rutina,…

Recuentos de una promesa viviente.

Caminamos, cincuenta y dos semanas. A estas alturas del juego: Hemos escalado todas las torres que invadieron la línea, nos balanceamos en el columpio de la inestabilidad y, ya no somos los mismos. Enfrentamos el adiós, cambiamos de página varias veces, apostando cada as sobre la mesa de la realidad. Y aunque el amor no se apiadó de…

Voz y fuerza: Ayotzinapa.

Pisadas firmes, convicción de hierro. Caminando iban, con su alma revolucionaria y sencilla indumentaria, eran cuarenta y tres… El dolor no pertenece sólo a los estudiantes que marcharon con el corazón en las manos, sino al pueblo, a toda una nación ávida de justicia. Los guerrerenses no callaron, no ocultaron sus heridas, con la frente en alto enfrentaron…

Envolturas perecederas.

Érase una vez un hombre que en vez de piel , tenía el cuerpo cubierto de papel tapiz. Sí, como aquel que habita en las paredes de salas y estancias. De pies a cabeza, de cabeza a pies, trazos de elegantes tonalidades se hacían visibles ante su presencia. El hombre de papel tapiz no tenía…